AGADIC

Centro Coreográfico Galego

Gallego | Ingles

Contacto | Mapa web



La pieza


FEMENINE, Paulo Ribeiro

Natural de Lisboa, Paulo Ribeiro, antes de afirmarse como coreógrafo, hizo carrera como bailarín en varias compañías de Bélgica y Francia. Su estreno en el dominio de la creación coreográfica se dio en 1984, en parís, en el ámbito de la compañía Stridanse, de la que fue co-fundador, y que lo llevó a participar en diversos concursos de aquella ciudad, obteniendo, en 1984, el premio de Humor y, en 1985, el segundo premio de Danza Contemporánea, ambos en el Concurso Volinine.

De vuelta en Portugal, en 1988, comezó a colaborar con la Compañía de Dança de Lisboa y con el Ballet Gulbenkian, para los que creó respectivamente Taquicardia (Premio Revelación del periódico Sete, en 1988) y Ad vitam. Con el sólo de danza Modo de utilização, interpretado por él mismo, representó a Portugal en el Festival Europália 91, en Bruselas.

Su carrera de coreógrafo se expande en el plano internacional, a partir de 1991, con la creación de obras para compañías de renombre: Nederlands Dans Theater II (Encandos de servilo y Waiting for Volúpia), Nederlands Dans Theater III (New age); Grand Théâtre de Genève (Une histoire de passion); Centre Chorégraphique de Nevers-Borgoña (Le cygne renversé). Para el Ballet Gulbenkian, creará aún: Inquilinos, Cuatro árias de ópera (en colaboración con Clara Andermatt, João Fiadeiro y Vera Mantero), Comédia Off-1.

Entre tanto, Paulo Ribeiro fue galardonado, en 1994, con el Premio Acarte/Maria Madalena de Azeredo Perdigão por la obra Dançar Cabo Verde, encomienda de Lisboa 94 - Capital Europea de la Cultura, realizada conjuntamente con Clara Andermatt.

Y, en 1995, fundó la Compañía Paulo Ribeiro, subvencionada por el Ministerio de Cultura portugués, para la que creó las coreografías: Sábado 2, Rumor de deuses, Azul esmeralda, Memorias de Pedra - Tempo caído, Orock, Ao vivo, Comédia Off-2, Tristes europeus - Jouissez sans entraves, Sililcone não, Memórias de um sábado com rumores de azul, Malgré nous, nous étions là y Masculine.

El trabajo con su propia compañía le permitió a Ribeiro desarrollar mejor su lenguaje personal como coreógrafo. La obra Rumor de deuses fue distinguida, en 1996, con los premios de Circulação Nacional, concedido por el Instituto Português do Bailado e da Dança e Circulação Internacional, concedido por el Centro Cultural de Courtrai, los dos incluidos en el concurso Mudanças 96.

Paulo Ribeiro recibió también otros premios relevantes, como: premio de Autor nos V Rencontres Chorégraphiques Internationales de Seine Saint-Denis (Francia); el premio nueva coreografía concedido por el Bonnie Bird Fund-Laban Centre de Gran Bretaña; el premio de Interpretación Colectiva concedido por ADAMI (Francia); el premio Bordalo da Casa da Imprensa en 2001. Y además de su trabajo de coreógrafo, Paulo Ribeiro desempeñó, entre 1998 y 2003 el cargo de Director general de programación del Teatro Viriato/CRAE, que obtuvo en 1999 el Premio Almada del Instituto Portugués das Artes do Espectáculo por el trabajo desarrollado en el área de la danza.

Ribeiro fue director del Ballet Gulbenkian entre 2003 y 2005, para lo que creó en ese período las obras White y Organic beat, Organic Spirit, Organic cage, con el que recibió el premio Bordalo da Casa da Imprensa Portuguesa, en 2004.

Remontó para el Ballet de Lorraine la obra White feeling orginalmente creada para el Ballet Gulbenkian y presentada en Nancy (Francia) en octubre de 2006.

En septiembre de 2006 reasumió nuevamente las funciones de director general y artístico del Teatro Viriato.
Femenine

Accesibilidad | Aviso legal
Facebook

Marca gráfica da Xunta de GaliciaAGADIC. Instituto galego das artes escénicas e musicais